Sep 2022

Praga en octubre. Disfruta del puente del Pilar

Viajar a Praga en octubre es vivir su romántico ambiente en todo su esplendor. Los colores del otoño otorgan a esta mágica ciudad aún más encanto y disfrutarás de un buen ambiente gracias a que es justo en octubre cuando los checos celebran su fiesta nacional.

En el artículo de hoy te contamos todo lo que necesitas saber para organizar tu viaje a Praga en octubre.

 

 

Qué ver en Praga en octubre

Lo primero es saber en qué invertir tus días en la ciudad. 

No exageramos si te decimos que puedes llegar a abrumarte: todo en ella es digno de una visita. Pero, como seguro que no dispondrás de tiempo infinito, vamos a aconsejarte los lugares que no puedes dejar de visitar en Praga en octubre.

 

La Plaza de la Ciudad Vieja

Un clásico para comenzar tu ruta en Praga.

Muchos consideran la Plaza de la Ciudad Vieja una de las más bonitas del mundo.

Aquí podrás disfrutar de distintos edificios como la Iglesia de Nuestra Señora de Týn, el Palacio Goltz-Kinskych o la Casa de la Campana de Piedra.

En el centro de la plaza podrás observar la estatua de Juan Hus, héroe local y considerado uno de los precursores de la Reforma Protestante.

El Antiguo Ayuntamiento, que merece una mención aparte, preside la plaza. Se trata de una torre gótica del siglo XIV que luce en su fachada un Reloj Astronómico en el que se puede ver desfilar las figuras de los doce apóstoles acompañados por representaciones del Turco, la Avaricia, la Muerte y la Vanidad.

Un auténtico símbolo de la ciudad.

 

La Torre de la Pólvora

Torre de la Polvora

Y es que este lugar no es conocido como la ciudad de las cien torres por nada.
Otra de las visitas imprescindibles de Praga en octubre es la Torre de la Pólvora. 

Es una torre gótica del siglo XV que marcaba una de las 13 entradas a la Ciudad Vieja. Se la conoce con este nombre porque en el siglo XVII se utilizaba para almacenar pólvora.

 

El Barrio Judío

Conocido también como Josefov, este barrio se encuentra también en la parte antigua de la ciudad.

Hay dos lugares que debes visitar aquí. El Cementerio Judío y las 6 Sinagogas

En el Cementerio Judío podrás pasear alrededor de sus más de 10.000 lápidas.

En cuanto a las sinagogas, hay dos que no te pueden faltar: la Sinagoga Española, de estilo morisco, y la Sinagoga Vieja-Nueva, una de las más antiguas del continente europeo.

 

El Puente de Carlos

Otro de los símbolos de Praga es este puente medieval del siglo XIV. Pasear sobre él es toda una experiencia gracias a sus 15 impresionantes estatuas, que encontrarás a los lados.

Como no, también disfrutarás de torres en el puente: en concreto de 3 de estilo gótico.

 

El Castillo de Praga

No puedes decir que has estado en Praga si no has visitado el castillo que encontrarás al final de la calle Nerúdova.

Te adentrarás en un enorme complejo arquitectónico que fue construido nada menos que en el siglo IX.

Este complejo lo forman edificios espectaculares como la Catedral de San Vito (que fue el lugar de coronación de la realeza de Bohemia), el Convento de San Jorge, el Callejón del Oro o el Antiguo Palacio Real, entre otros muchos.

Resérvate un día completo para disfrutar de todo lo que tiene para ofrecer este mágico lugar. 

 

La Plaza de Wenceslao

Lugar de reunión de los locales y centro de la Ciudad Nueva, la plaza de Wenceslao está llena de restaurantes, tiendas y clubes ideales para conocer la vida de los checos.

Disfruta de la estatua de San Wenceslao que la preside, patrono de la ciudad.

 

La casa Danzante

casa Danzante

Un edificio que habrás visto mil veces en redes sociales y reportajes sobre la ciudad. 

Es un diseño de un arquitecto estadounidense, Frank Gehry, construido en los años noventa. Popularmente se conoce a este edificio como Fred & Ginger, porque recuerda a la famosa pareja de bailarines formada por los actores Fred Astaire y Ginger Rogers.

Sin duda, un edificio de lo más original.

 

 

Las  mejores actividades en Praga para el puente de octubre.

Además de visitar todas sus joyas, Praga también invita a disfrutar de distintas actividades. Aquí te recomendamos algunas de las mejores cosas que hacer en esta ciudad en octubre:

 

Disfruta de un concierto en la Casa Municipal

Unida a la Torre de la Pólvora, la Casa Municipal vale la pena por su impresionante fachada, mosaicos y su cúpula de cristal.

En ella se organizan de forma habitual conciertos de música clásica que convierten el ambiente en algo todavía más mágico.

Te proponemos reservar con antelación entradas para uno de esos conciertos. No te defraudarán.

 

Visitar el Museo del Comunismo

En Praga hay varios museos que valen la pena, pero te recomendamos pasar un par de horas en este. 

Se trata de un lugar en el que puedes entender cómo afectó esta época a la ciudad y conocer mejor sus orígenes e historia.

 

Un picnic en la Isla de Kampa

Isla de Kampa

Encontrarás esta pequeña isla debajo del Puente Carlos. Está rodeada por el río Moldava y el riachuelo Certovka.

Si quieres desconectar de la bulliciosa ciudad y pasar el día en un entorno rural, te aconsejamos dar un salto a esta parte de Praga y disfrutar de un picnic con vistas a Praga.

No te prives de darte un paseo: te encantará ver los viejos huertos y molinos, de los que aún se conserva alguno de origen medieval.

 

Sube al funicular y disfruta de las vistas

Desde el Monte Petrín podrás observar la ciudad de Praga como desde ningún sitio.

A casi 140 metros de altura, es su mirador más alto y ofrece vistas panorámicas. Te recomendamos subir en funicular y disfrutar de la experiencia.

Una vez arriba, además de admirar las vistas, podrás pasear por sus jardines y relajarte mientras observas cómo cambia Praga en octubre.

 

Tómate una cerveza en la U Fleku

La U Fleku es la cervecería más antigua de toda la ciudad y se ha ganado el puesto de ser uno de los lugares imprescindibles de Praga. Aquí podrás disfrutar de una gran variedad de cervezas artesanales.

Si te gusta esta bebida, no olvides hacer una parada para disfrutar la auténtica cerveza checa.

 

 

Festividades en Praga en octubre

Octubre es un buen mes para visitar Praga: evitas aglomeraciones, huyes del calor intenso y puedes disfrutar de la ciudad antes de que llegue el clima más extremo del invierno.

Pero es que, además, hay dos eventos por los que vale la pena viajar a la capital de la República Checa en este momento del año.

En primer lugar, octubre es el mes de su fiesta nacional. El 28 de este mes se celebra la Fundación del Estado Checoslovaco independiente y podrás disfrutar de desfiles y de todo tipo de actos oficiales que se celebran por la ciudad.

Además, y desde hace casi 60 años, se celebra en Praga el Festival Internacional de Jazz con artistas locales e internacionales. Si eres un apasionado de la música, este es un evento que no te puedes perder.

 

 

Cómo viajar a Praga en octubre.

¿Te has enamorado de este destino?

No podemos decir que nos extrañe. Puedes organizar el viaje tú solo o unirte a alguno de los grupos que estamos organizando para viajar a Praga en el próximo puente de octubre.

Aquí tienes más información. 

Si te gusta este artículo…
te propongo que eches un vistazo.